Internet

Competir en la economía de las plataformas

La economía de las plataformas

 Desde finales de los años 60, cuando Yoneji Masuda acuñó el término “Sociedad de la Información” por primera vez, son muchos los cambios que ha habido en la tecnología y su impacto en las personas y los negocios. Sin duda el surgimiento de internet, y luego la llamada Web 2.0, la nube y la movilidad de las comunicaciones, han sido protagonistas en los últimos años. Es así como llegamos a un mundo donde la empresa más grande de taxis (Uber) no posee un solo vehículo o la compañía con más opciones de alojamiento (Airbnb) no tiene ni una habitación de su propiedad.

 

Lo que sucede es que la tecnología facilita que compradores particulares entren en contacto con oferentes individuales en plataformas donde la información es el producto (medios, educación) o es clave en la generación de valor (información de precios, demanda, etc.). Esta tendencia, que venimos señalando desde hace varios años, la denominamos este año Globalización 3.0, con base al término acuñado por Thomas Friedman (“La Tierra es Plana”). Ejemplos de empresas que operan en esta economía abundan: Apple (iTunes), Google (Android), Amazon (Marketplace), Facebook (Publicidad), además de miles de emprendimientos que persiguen incrementar el valor mediante un ecosistema compuesto por clientes, servicios y contenidos.

 

Las plataformas bajan costos transaccionales y permiten aumentar la oferta rápidamente. Airbnb puede aumentar su oferta más rápidamente que una cadena de hoteles tradicional (que debe construir el hotel, reclutar y entrenar su personal, etc.) Igualmente, trasladan funciones de control a las audiencias, eliminando los gatekeepers que impiden un escalamiento eficiente, como sucede con Amazon Kindle, donde la oferta de libros es mucho más grande que lo que una editorial tradicional puede ofrecer al requerir una revisión y selección de cada obra. Un análisis detallado de estos impactos puede leerse en el libro: “Platform Revolution”.

 

Las empresas pueden ver la economía de las plataformas como una oportunidad o una amenaza. En el primer caso, las aplicaciones son diversas (innovación, procura, etc.) y exige que la empresa empiece por evaluar el impacto en su cadena de valor y considere cómo reducir costos, explotar sus ventajas (clientes leales, talento humano) y revisar sus relaciones (clientes, competidores). ¿Está su empresa preparada para la economía de las plataformas?.

 

Te invito a suscribirte a mi boletín gratuito donde comparto artículos, vídeos e información exclusiva: www.CarlosJimenez.info/registro

 

Puedes escuchar a cerca de la Economía de las Plataformas aquí ->

 

Compartir en
Carlos Jimenez

Conferencista y autor especializado en #tendencias #marketing. He corrido 25 maratones, dentro de los cuales se encuentran Nueva York, Chicago, Boston, Londres, Berlin, Muralla China, Rotterdam, Buenos Aires, Caracas y Panamá. También he participado en triatlones, carreras de aventura y ultramaratones. www.CarlosJimenez.info

Leave a comment