Internet

Los ad-blockers retan a la publicidad digital

 

Los ad-blockers retan a la publicidad digitallYa no solamente la llamada “crisis de atención” de los usuarios está afectando la efectividad de la publicidad digital tradicional (banners) sino que se está presenciando un importante crecimiento de los llamados ad blockers, plug-ins instalados en los navegadores de internet que permiten que el usuario evite los anuncios publicitarios considerados más intrusivos (pop ups, video pre rolls, interstitials, page takeovers, etc.), además con la promesa de mejorar sus tiempos de carga de los sitios Web y la protección de los códigos maliciosos. Se estima que cerca del 40% de los usuarios de internet en el mundo han bloqueado algún aviso publicitario en internet (Global Web Index. 2016) y la tasa de adopción de ad blockers se acerca a un tercio de los visitantes en algunos países de Europa, como Francia y Alemania (emarketer. Septiembre 2016), lo que hace comprensible el pánico que enfrentan algunos medios de comunicación que basan sus modelos de negocio en la venta de avisos publicitarios. Importantes medios han tomado medidas que van desde no permitir que usuarios con sistema de bloqueos de publicidad accedan a sus contenidos, hasta un simple llamado a la conciencia de sus visitantes. Por su parte, algunos grupos de usuarios defienden lo que llaman su derecho a acceder a contenidos sin publicidad excesiva o invasiva. Independientemente de la discusión de fondo que gira alrededor de este tema, la realidad es que el auge de los ad blockers está afectando el modelo de negocios tradicional de muchos medios y dificultando que los anunciantes expongan sus marcas ante grupos cada vez mayores de consumidores. En este caso, el reto para los primeros es, no solamente buscar formas de evitar el bloqueo sino, revisar sus modelos de negocio e identificar nuevas formas de generación de ingresos. Por su parte, para los anunciantes el reto es atraer a las audiencias mediante la atención y no los modelos publicitarios tradicionales basados en la interrupción. Una pista: trabajar en el desarrollo de contenidos de lo que realmente les interesa a las audiencias y exponer la marca de una manera integrada y contextuada. La publicidad nativa y el marketing de contenidos en los medios sociales surgen como propuestas alternativas para captar la atención de las audiencias.

Compartir en
Carlos Jimenez

Economista, MSc y MBA. Consultor especializado en mercadeo e investigación de mercados y profesor del IESA. Articulista de Business Venezuela, El Universal.com y Debates IESA. Ha corrido más de 20 maratones dentro de los cuales están los “marathon majors”. Ha participado en diversas carreras de aventura y ultramaratones. En Twitter: @carlosjimenez.

Leave a comment