Running

Planificando el entrenamiento del año

Es muy común que los corredores al empezar un nuevo año, o luego de volver de un período de inactividad por lesión o trabajo, revisen el calendario de carreras para establecer sus objetivos. Algunos menos competitivos no basarán sus planes en eventos, pero sin duda fijarán sus metas: completar una distancia, entrenar un determinado número de días por semana, etc.

 

Hacer un mapa con tus metas y planificar el entrenamiento del año es una buena práctica. No solamente te dará foco y motivación, sino que una planificación cuidadosa evitará que te lesiones al otorgar el tiempo suficiente para el entrenamiento de base y la recuperación. Además, al incluir la variedad en el entrenamiento evitas el estancamiento.

 

Una forma de planificar es la periodización del entrenamiento, la cual consiste en dividir el plan en diferentes períodos de tiempo o fases, cada una con un objetivo específico. Fue popularizado por el entrenador neozelandés Arthur Lydiard y hoy día prácticamente todos los planes de entrenamiento incluyen algún tipo de periodización.

 

Diversos autores incorporan la periodización en sus planes de entrenamiento, encontrándose puntos comunes:

 

1. El período total de entrenamiento se establece generalmente entre 16 y 24 semanas, atiende a un objetivo, digamos terminar un maratón, y se le denomina macrociclo.

2. La mayoría de los autores propone dividir el macrociclo en cuatro fases o mesociclos: base o resistencia, preparación o fortalecimiento, velocidad o intensidad y fase competitiva. Cada fase establece unos objetivos específicos  y prepara al corredor para la fase siguiente.

3. Los microciclos, por su parte, se refieren a una semana generalmente y pueden estar compuestos de una carrera larga, un trabajo de velocidad, un trabajo de ritmo, carreras sociales y un día de descanso.

 

Algunos entrenadores enfocados en corredores populares, como Bob Glover, opinan que esta periodización clásica, basada en fases sucesivas, es muy efectiva para atletas competitivos, pero puede ser poco practica para corredores que participan en varios eventos al año, e incluso aburrida para el corredor promedio, y han propuesto incorporar los diferentes tipos de entrenamiento en un microciclo. Comparto esta opinión y me inclino por entrenamientos que trabajen diversos objetivos (fuerza, velocidad, resistencia), a pesar de que siempre en cada fase debe haber un tipo de entrenamiento que prevalezca, en búsqueda de cumplir un objetivo.

Más información: www.SoyMaratonista.com

Compartir en
Carlos Jimenez

Economista, MSc y MBA. Consultor especializado en mercadeo e investigación de mercados y profesor del IESA. Articulista de Business Venezuela, El Universal.com y Debates IESA. Ha corrido más de 20 maratones dentro de los cuales están los “marathon majors”. Ha participado en diversas carreras de aventura y ultramaratones. En Twitter: @carlosjimenez.

Leave a comment