Los medios sociales, específicamente Facebook y Twitter, son cada vez más utilizados como herramienta de mercadeo por parte de las empresas, siendo su principal atractivo la posibilidad de alcanzar una audiencia creciente e involucrarla alrededor de la marca o los tópicos de interés para su posicionamiento efectivo.

No todas las compañías miden el resultado de sus acciones en estas redes sociales. Según una consulta realizada por Datanalisis-Tendencias Digitales en una muestra de cincuenta community managers, poco más de la mitad declaró que no medían sus resultados. Los que los miden, por su parte, se concentran en métricas directas de alcance, (seguidores y likes), o en métricas de impacto social (ReTweets, Replys o comentarios). Muy pocas miden aspectos económicos relacionados con el retorno de la inversión.

A continuación algunas recomendaciones generales a la hora de establecer un sistema de medición de medios sociales:

1. El poder de lo simple. Es importante comenzar por definir cuáles son nuestros objetivos de negocio. Evitemos complicar la medición con sistemas complejos que a la larga dificultan y encarecen el proceso. En internet abundan herramientas gratuitas para realizar seguimientos, pero muchas veces conviene contratar un servicio especializado que integre plataformas y ahorre tiempo.

2. Todo es relativo. Para medir el éxito es necesario comparar nuestros logros con los de la competencia o con empresas referenciales. 100.000 seguidores pueden ser muchos, a menos que el principal competidor tenga 200.000. Un sistema de medición de medios sociales debe establecer una comparación con los principales competidores, sin abusar de la cantidad (recuerda la recomendación anterior de mantenerlo simple. 2 o 3 competidores pueden ser suficiente).

3. Particularidades y generalidades. Es conveniente manejar indicadores generales que permitan integrar acciones en diversas plataformas sociales. Por ejemplo, medir el alcance implica incluir likes de Facebook y seguidores de Twitter. Pero también considerar que algunos medios sociales tienen su propia nomenclatura. Por ejemplo, si usamos SlideShare.net para compartir presentaciones (el mío es: www.SlideShare.net/CarlosJimeneznet), el número de descargas puede ser un indicador clave.

No hay un sistema de medición universal o generalmente aceptado para medir los medios sociales, por lo que toca a cada empresa determinar los indicadores clave con los que va a medir la efectividad (y rentabilidad) de sus acciones en medios sociales.

Los invito a comentar este artículo o enviarme sugerencias para próximos artículos a través de carlos.jimenez@datanalisis.com o de @carlosjimenez en Twitter.