Por Angel Méndez

angel@usefullagency.com

                                                                                                                                           Imagen cortesía de Diego Velázquez – Pixabay

En un estudio reciente de Jumpshot y SparkToro, se reveló que el 50,33% de las búsquedas de Google en Estados Unidos no generan un clic, dado que el buscador prioriza resultados que responden a las necesidades de los usuarios en la primera página. Re-enfocar entonces los esfuerzos en este canal resulta más estratégico que nunca.

La optimización en motores de búsqueda (SEO, por sus siglas en inglés) es uno de los componentes estratégicos del Marketing Mix Digital. Es necesario para que los motores de búsqueda logren entender sobre qué trata cada página y si el contenido que promueve es útil o no para los usuarios.

Asumir que todos han escuchado sobre una marca, producto o servicio, y que además su sitio web es el mejor destino para informarse o comprar puede ser un error muy costoso. Las personas están constantemente buscando los mejores contenidos y ofertas, donde el comportamiento de compra consciente de los precios es más común en tiempos financieros difíciles.

El SEO juega un papel importante en este ciclo de investigación y compra. Funciona como un imán de prospectos que atrae usuarios y compradores potenciales a un sitio web, por medio de palabras clave y frases críticas que al ser relevantes ocupan un puesto destacado en motores de búsqueda.

Según StatCounter, Google domina el mercado de buscadores a nivel global con 92% de participación de mercado. Y en Suramérica su dominio asciende al 97%. Estos datos se comprueban al escuchar continuamente frases como “todo el mundo lo busca en Google”. Hay que posicionarse entonces donde están los usuarios y dirigirlos hacia los contenidos y soluciones que ofrece una determinada propiedad digital.

 

¿Qué podemos entonces optimizar de nuestros esfuerzos de cara el SEO?. Si bien no existe ni existirá una fórmula mágica en relación a esto, bien vale la pena enfocarse ahora mismo en:

  • Revisar las metaetiquetas: Title, Description y Alt Text para imágenes, además de la estructura de las URLs, sigue siendo algo básico pero que lamentablemente dejamos mucha veces en el camino. Vale señalar que dichas metaetiquetas deben ser específicas para cada página de una propiedad digital. De nada sirve copiar y pegar la misma información en todo el sitio. En relación a las palabras claves como metaetiquetas, resulta asombroso que todavía se recomiende hacer uso de esta práctica, cuando Google anunció en su propio Blog en el año 2009 que ya no era un factor de ranking. Las palabras claves claro que siguen siendo importante, de hecho así buscamos, pero deben ser usadas de una manera natural y contextual como parte de una estrategia de Content Marketing.

 

  • Si eres un negocio local, darse de alta en Google My Business. Esto es particularmente relevante cuando los presupuestos de las empresas son escasos y las necesidades y expectativas de los clientes tienden a seguir en ascenso. Pensar en nichos es clave en este sentido. Tener una ficha local verificada y optimizada en Google My Business no solo brinda más visibilidad, sino que pone a disposición de los usuarios de una vía más expedita para ponerse en contacto, dado que por ejemplo se indexa la dirección del negocio en Google Maps, brindado indicaciones en tiempo real para llegar la ubicación física. Permite además el contacto teléfonico e inclusive derivar tráfico al sitio web, el cual puede ser medido a través de Google Analytics con un etiquetado de enlace. Finalmente, permite que los usuarios nos hagan reseñas de sus experiencias, lo cual da más credibilidad y permite tomar mejores decisiones de compra.

 

  • Uso de backlinks. Un backlink es sencillamente un enlace desde otro sitio web que apunta al nuestro. Cuantos más backlinks de calidad consigamos generar, mejor posicionado estaremos. Esto es así porque, normalmente, los buscadores ordenan sus resultados en función a dos grandes criterios:
  • La relevancia de un sitio web, esto es, hasta qué punto se ajusta el contenido a lo que está buscando un usuario determinado.
  • La autoridad, es decir, hasta qué punto el sitio web goza de buena reputación en internet.

Un estudio reciente de Backlinko encontró que el resultado #1 en Google tiene un promedio de 3.8x más backlinks que las posiciones #2 a la #10. Esto es solo un ejemplo de lo importante que es para efectos SEO.

Dos estrategias válidas son por ejemplo el Guest Blogging, es decir, escribir como invitado en otro sitio, para luego apuntar enlaces hacia el nuestro. La otra, posicionarse como Autoridad sobre un determinado tema, para que posteriormente en entrevistas que logremos, los autores nos enlacen de manera natural. Esto implica cultivar y mantener muy buenas relaciones con medios de comunicación a través del tiempo.

 

  • Uso de datos estructurados. Hace un tiempo se formó una iniciativa entre Google, Microsoft, Yahoo! y Yandex llamada Schema.org. Esto con la misión expresa de “crear, mantener y promover esquemas para datos estructurados en Internet, en sitios web, en mensajes de correo electrónico y más”. Esto básicamente facilita la vida a los buscadores, a los usuarios y a los responsables técnicos y de marketing de una propiedad digital, dado que se pueden etiquetar, y por decirlo de alguna manera, ciertos contenidos para tener mejor relevancia en los motores de búsqueda. Con esto peleamos la batalla de los resultados orgánicos que no van a ninguna parte, tal y como se mencionó al comienzo de este artículo. 

 

  • Centrarse en técnicas constantes que optimicen la experiencia de usuario (UX, por sus siglas en inglés). Comúnmente digo que la experiencia de usuario es como un chiste, es decir, si necesita ser explicado entonces no es bueno. Lo mismo aplica para un sitio o App. Tiene que ser sencillo, fácil de entender y que no pese mucho. Es como un viaje, donde una maleta con muchas cosas tiende a pesar más y por la cual tendrás que pagar por sobrepeso. En este punto se puede hacer uso de la Cónsola de Búsqueda de Google y empezar a revisar el performance en relación a ciertas métricas elementales.

 

El SEO, y como parte de una estrategia de marketing digital integral es clave, donde si estamos arrancando lo importante es hacer pocas cosas bien hechas. Luego, mantenerse activo en este maratón es fundamental, dado que la industria está en un cambio permanente y definiendo nuevos modelos de medición por el comportamiento móvil de los usuarios. Probar, medir y ajustar porque nada es  eterno en esta vida.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 5

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.