Desde hace varios años he venido utilizando en algunas de mis conferencias la frase que titula este artículo, sobre todo cuando hablo de la transformación digital y la automatización que estamos presenciando.

Algunos autores, denominados “tecno-pesimistas” por el periodista Andres Oppenheimer en su libro Sálvese quien Pueda: El Futuro del Trabajo en la Era de la Automatización, muestran un futuro sombrío, en el cual el proceso de automatización destruirá puestos de trabajo y los algoritmos y las computadoras nos van a dominar. Sí, hay estudios que argumentan que, como en todas las revoluciones, se pierden puestos de empleo y mientras la economía se ajusta los nuevos trabajos no compensan los que se pierden. También es cierto que algunos analistas alertan acerca del poder que cobran los algoritmos de algunos medios digitales para mostrarnos una ”verdad” e influenciar nuestras opiniones. El documental de Netflix El Dilema de las Sedes Sociales intenta demostrarlo a través de la opinión de algunos profesionales de la industria.

Mi afirmación “Lo Digital Realza lo Humano” es más simple que eso. Se basa en una ley económica muy popular y que todos conocen muy bien: La Ley de la Demanda, que no es otra cosa que la relación inversa que existe entre el precio y la cantidad demandada de un bien o servicio (fyi: estudié economía). En este sentido, lo que señalo con esa frase es que en un mercado cada vez más automatizado, el consumidor le otorga mayor valor al contacto humano, que se convierte en el bien escaso. 

 

Este artículo forma parte de los contenidos premium que ofrezco a los suscriptores de mis planes. Si quieres conocer acerca de estos planes, suscribirte y acceder a toda la biblioteca de artículos y contenido premium visita aquí y continúa la lectura.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 3 / 5. Recuento de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.