Aunque el número de seguidores es una métrica que la mayoría sigue con atención, cuando una empresa diseña una estrategia digital debe definir objetivos que apoyen el negocio, por que actualmente los objetivos en las redes, no deben limitarse a ganar solamente seguidores.

Las redes pueden usarse como plataforma publicitaria para dar a conocer la marca, pero también para preguntar a los clientes cuáles son sus necesidades y problemas, así como sus expectativas con nuestra marca. También las redes sociales pueden ser instrumentos poderosos para la atención de los clientes y, cada vez más sirven como plataformas de apoyo al comercio electrónico y la gestión de las ventas.