Quiero empezar este artículo con una definición de marketing que me gustó mucho. Es una forma sencilla y muy contemporánea para describir de qué trata el marketing de los tiempos actuales: “El marketing es el acto generoso de ayudar a otros a convertirse en lo que buscan (…ayudarlos a resolver un problema…). Se trata de crear historias honestas, historias que resuenen y se expandan”. Esta cita es sacada del último libro del reconocido gurú del marketing, Seth Godin. Libro que precisamente se intitula: “Esto es el marketing”. Y empiezo con esta definición mi artículo, porque los medios sociales son herramientas maravillosas para hacer un buen marketing, ese que busca contar historias, crear conexiones y agregar valor.

Hemos observado como muchas marcas han hecho lo que saben hacer. Lo que aprendieron durante años: enviar mensajes comerciales a sus audiencias mediante el uso de los medios masivos. Eso no está mal, solamente que ahora no es tan efectivo como lo fue hace veinte años. Ahora esos mensajes son contenidos que compiten con millones de voces que buscan llegar a esos mismos clientes. Ya en los medios tradicionales esas prácticas no están funcionando, pero cuando se trata de medios sociales, peor aún. La marca que usa los medios sociales para “empujar” (del push marketing) mensajes comerciales luce como aquella persona que está fuera de lugar en una reunión social. Habla de lo que a nadie le interesa y la comunidad lo ve extraño. ¿Sientes que tu marca se ha desconectado de sus audiencias, o peor aún, que te has convertido en una marca weird?.

No te preocupes que no estás solo. Esta es una etapa de transición donde las cosas están cambiando aceleradamente y todos estamos aprendiendo, pero ya es hora de que pongamos algunas cosas en orden. Por eso quise empezar este articulo con esa definición de marketing. Primero lo primero. ¿Qué tal si empiezas por revisar esa definición y por hacerte algunas preguntas que te permitan diseñar (o re-diseñar) una estrategia de marketing para medios sociales? Te sugiero estas 5 preguntas para comenzar:

  1. ¿Quiénes son tus clientes actuales y potenciales?, ¿Los conoces realmente?
  2. ¿Cuáles son los problemas de tus clientes y qué buscan?
  3. ¿Cómo tu marca puede ayudar a esos clientes a lograr sus objetivos o resolver sus problemas?
  4. ¿Qué historias tienes para contar?
  5. ¿Cómo las plataformas sociales te pueden ayudar a convertirte en una marca útil?

Social Media no se trata solo de enviar mensajes comerciales, se trata de relaciones, y las buenas relaciones se basan en la empatía, en escuchar y comprender a la otra parte. Esto nos abre un mundo de posibilidades. ¿Qué tal si empezamos por usar estos medios para cumplir nuestro propósito como marca y prestar un buen servicio a nuestros clientes

Pueden comentar este artículo o enviarme sugerencias para próximos artículos a través de hola@carlosjimenez.info o de @carlosjimeneznet en Instagram.